23 de Enero de 2022 – La Esquina del Pastor

La Esquina del Pastor
Santidad de la vida humana:
Esta semana conmemoramos el 49 aniversario de las trágicas
Decisiones de la Corte Suprema de Roe vs. Wade y Doe vs.
Bolton. Estas dos decisiones fueron la segunda vez que nuestra
Corte Suprema dictaminó que algunos seres humanos no son
“personas” y, por lo tanto, no tienen derechos legales. La
primera vez que emitieron tal decisión fue en la infame
decisión Dred Scott en 1857, cuando la Corte dictaminó que un
hombre negro no era un persona, y no tenía derecho a la
libertad, ni siquiera después de escapar de esclavitud. Roe y
Doe fueron fallos que decían que los humanos no nacidos no
son personas jurídicas (aunque dejó abierta la posibilidad de
que el Congreso dijera lo contrario), y por lo tanto, no tienen
derecho a la vida.
Se suponía que estas decisiones de nuestra Corte Suprema
“terminarían con la discusión”, sobre el aborto, pero no
hicieron nada por el estilo. El decreto judicial no es sustituto de
la Ley Natural, escrita en nuestros corazones por Dios
Todopoderoso, que nos dice que toda vida humana es un don
sagrado de Dios, y no debe ser quitada excepto en grave
necesidad, para la defensa de los inocentes que están siendo
amenazados por un agresor injusto.
Cada año, cientos de miles de estadounidenses llegan a
Washington, D.C., para protestar contra este horrible mal que
está entre nosotros, y para exigir que nosotros, una vez más,
reconozcamos la santidad de toda vida humana. Hay cientos de
protestas en todo el país en simultánea con la Marcha por la
Vida, realizada por la misma justa causa. Este año, cinco de
nuestros adolescentes irán a la Marcha por la Vida en
Washington, con una adulta joven y yo como sus
acompañantes. Me han pedido que ofrezca Misa por el
contingente procedente de la arquidiócesis de Louisville en la
mañana del Marzo (que es un gran honor, representar al
Arzobispo en esa Misa). Por favor oren por nosotros durante
esta peregrinación — debido al Covid, tendremos algunas
molestias que no hemos tenido en años anteriores, pero ¡Vale la
pena el sacrificio por defender la vida de los no nacidos! Si
ustedes desean participar en la Caminata por la Vida en
Louisville, debe haber información al respecto en el sitio web
ArchLou.org. ¡Dios los bendiga a todos!
~ Padre Ben

Bookmark the permalink.

Comments are closed.